Saltear al contenido principal
HIPERSENSIBILIDAD SENSORIAL DE ALGUNXS NIÑXS

Hace pocos días vinieron de visita a casa una pareja de amigos con su nene de tres años y medio. En verdad, son los tres unos amores.

El peque ya desde el nacimiento tuvo dificultades y como consecuencia de aquello produjo una hipersensibilidad sensorial. Por ejemplo, el ruido o el contacto físico pueden llegar a molestarle. A parte, es como si permaneciera en alerta constante, cosa que no le permite relajarse ni de día, ni de noche. Además, lo amorosos que son la madre y el padre, ¡imaginaos la paciencia que han desarrollado para poder acompañar a dormir a su nene! (entre otras cosas…)

Intelectualmente apunta maneras, cualquier dato que se le explique lo recuerda por curioso que sea. Su lenguaje es perfecto, parece por momentos el de un adulto. En una ocasión estábamos sentados en las sillas de una terraza cuyo tapizado tenía formas de hexágono y según las vio, exclamó: ¡Mira, son figuras geométricas!

Su sensibilidad es tal que no solo se expresa en el mundo externo a nivel físico, sino que posee una simetría interna. Su sensibilidad le lleva a detectar cosas a través de la función auditiva que están más allá del propio órgano físico.

Esto suena extraño, pero con la hipersensibilidad de sistema nervioso que manejan las criaturillas de hoy en día, no es nada raro que perciban cosas que están en el Complemento del Campo (más allá de lo que conscientemente recordamos o percibimos sensorialmente), a través de mecanismos intuitivos como la videncia, escuchar voces sutiles, etcétera.

El problema de esto es cómo acompañar casos así. El acompañamiento, al igual que si fuera el caso de un niño que ve personas que visualmente no detectamos, es el de indagar el suceso con normalidad, pero sin insistencia. En el caso de este pequeño, lo más importante es no cuestionarlo cuando dice que alguien a quien el resto no oímos está gritando.

Se puede preguntar, por ejemplo, si quien ve o les habla es una niña, un niño o una persona adulta. Si está triste, si está enfadada, etcétera. De ninguna manera debemos negar o juzgar sus respuestas, ni insistir con preguntas que no entiendan. Es decir, no debemos pedir más detalles de lo que ellos pueden aportar.

Por otro lado, es interesante que dialoguemos comentándoles, por ejemplo, que de pequeñitos nosotros también escuchábamos o veíamos personas que decían una cosa u otra, que se paseaban tranquilamente por la casa, pero aprendimos a ver que no hacían daño a nadie.

De lograr un acceso maduro a dichas situaciones es posible crear un puente intuitivo interesante y dar así un espacio de tiempo para que más adelante, cuando el pequeño crezca pueda por sí mismo determinar la posible validez de lo que experimenta. Es importante mantener el seguimiento de si es la misma persona o el mismo grupo de personas a quienes escucha y no influir moralmente sobre la situación.

El acceso al mundo del Complemento del Campo empieza a ser normal para la mente infantil, pues sus mentes intuitivas, expansivas, etcétera resuenan naturalmente en dichas frecuencias. Es importante ahora más que nunca aprender las diversas formas de intuición que existen, pues los niños que nacen en estas épocas poseen una particular facilidad de acceder a ella.

Esta entrada tiene 3 comentarios
  1. Qué tema tan interesante..!! Gracias por ayudarnos a comprender a estos pequeños, acompañar, validar.., y que así se puedan expresar en su máximo esplendor y a desarrollar su intuición de una forma natural, sin barreras!!! Con ganas de aprender..

  2. Qué tema tan tan interesante..! Gracias otra vez más por ayudarnos a comprender a estos pequeños, acompañarlos, validar.., y que esa capacidad intuitiva se desarrolle en su máximo esplendor, tan natural como la sienten, sin obstáculos ni juicios. Nos despiertas las ganas de seguir aprendiendo.. Esta familia te quiere mucho besos x 3

    1. Sí…es un temazo.
      Normalmente no nos damos cuenta pero hay muchxs niñxs que perciben así. Generalmente, al no saber tratar estas habilidades de la manera que son, suelen acabar guardándose o cerrando.
      Por eso creo interesante hablar de ello con naturalidad.
      Y vosotr@s me despertáis a mí las ganas de seguir aprendiendo.
      Yo también adoro a esa familia y besazos x3…..jejje
      Gracias, bonita!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies