Saltear al contenido principal
LAS TRES GOTAS DE AGUA

Un día, en medio del océano, flotaban plácidamente 3 gotas de agua. Estaban de cháchara distendida cuando una, la más vieja y sabia, empezó a comentar que, dependiendo del clima y la temperatura, había gotas de agua de “diferentes características”.

Las otras dos quedaron sorprendidas con el comentario, pues jamás antes habían oído nada igual. Inclusive, una de ellas, la más jovenzuela, mostró incredulidad y con la curiosidad que siempre le caracterizaba, pidió a la anciana gota que le contará más.

Así pues, la sabia gota prosiguió con el tema y explicó:

– Dicen que, por ejemplo, las gotas que viven en los Polos Norte y Sur, son duras y muy parecidas al cristal.

Tienen propiedades de enfriar y mantener las cosas bien conservadas. Pero quien está cerca a ellas, debe tener cuidado y abrigarse mucho porque sino, puede incluso enfermar y morirse. Estas son las gotas heladas.

Por otro lado, existen otras que viven en zonas de muchísimo calor y que cuando la temperatura ambiente sube a 100 grados, se esfuman y desaparecen en el aire y nadie las puede ver. Se hacen invisibles. Nadie las puede tocar, ni sentir y al final se cree que no existen, que son de mentira. A estas las llaman gotas gaseosas.

Y finalmente estamos nosotras, las gotas líquidas. Fluimos y nos movemos por donde queremos. Somos las más templadas. Todo el mundo nos ve y nos siente. Somos el hogar de peces, anfibios, mamíferos, plantas, líquenes y otros seres. Pero cuando nos juntamos muchas y nos ponemos muy muy bravas, somos capaces de destruirlo todo y no dejar ningún ser vivo en el planeta.

Las gotas que escucharon esto atentas se quedaron ojipláticas y de nuevo la más joven, en un acto de inconformismo con su estado, comentó que se iría de viaje a lugares de otros climas porque quería sentir cómo era la vida de las gotas que se convertían en hielo y las gotas que se convertían en gas.

Sin pensarlo más, emprendió su viaje por diferentes mares, ríos, océanos y lagos del mundo y cuando regresó contó su experiencia al resto de gotas amigas.

No sabemos muy bien cómo le fue la aventura ni qué estado de los tres hubiera escogido para quedarse a vivir. Pero, si tu fueras esa gota de agua, ¿en qué estado de los tres te gustaría estar? ¿en líquido, sólido o gas? ¿Por qué?

*Imagen cabecera: Sourav Mishra https://www.pexels.com/es-es/foto/agua-agua-azul-arte-camara-rapida-1251293/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies