Saltear al contenido principal
EL CUENTAPASOS

JUEGO DE ATENCIÓN EXTERNA

Todo juego de atención eficiente tiene como fin el ingreso a la «concentración» y de allí a su simetría interior: la «vacuidad». También el juego de atención eficiente detecta las diferencias de estabilidad y equilibrio de la mente antes y después del ejercicio.

La «vacuidad» acontece en el mundo interior y surge cuando la atención es eficiente. Su característica más significativa es la carencia de contenidos mentales, ya sean estos de naturaleza racional (pensamientos) o de naturaleza emocional (sentimientos).

A medida que la experiencia de la «vacuidad» interior se afianza, los sentidos físicos (vista, oído, gusto, etcétera) se apagan lentamente hasta finalmente desconectarse. La «vacuidad» requiere de similar gasto nervioso al proceso de la «concentración», razón por la cual posee una identidad con ella. Gracias a esta condición es muy fácil pasar de la «concentración» a la «vacuidad» y viceversa.

La «vacuidad» es una actividad cognitiva que induce la ausencia de todo contenido mental, lo que lleva a reconocer una realidad interior carente de forma, sin color específico, profundamente homogénea y sin límites ni fronteras.

Antes y después de iniciar la práctica debemos plantear que el grupo observe cómo funciona su mente, que noten la actividad que opera en ella. La más mínima insinuación de colores, formas, diferencias, etcétera, que aparezcan a la luz de la conciencia y sobre la pantalla mental, indicará que aún no se afianza la «vacuidad».

Debemos llevar a los participantes a «concentrarse» en el juego propuesto. El monitor debe dar suficiente tiempo de juego para que la mayoría del grupo se sumerja en él. A criterio del monitor se debe detener la práctica en el momento adecuado. Inmediatamente debe llevar al grupo a que la percepción se vuelque exclusivamente al interior, preguntando a los estudiantes si en ese instante aparecen pensamientos o contenidos mentales.

Ya situando al estudiante en la «vacuidad», es conveniente mostrar sus diversas características. El ejercicio bien hecho permitirá advertir en la mayoría de los estudiantes la unidad de criterio que ofrece la experiencia interior de la «vacuidad».

EL CUENTAPASOS

Edad: a partir de 5 años.

Número de participantes: Indistinto.

Objetivos:

  • Desarrollar la Atención Eficiente a través del sentido del oído..
  • Reconocer la «concentración externa» y la «vacuidad interior».
  • Reconocer que en la «concentración externa» el protagonista desaparece de la cognición.
  • Reconocer que en la «vacuidad interior» todo contenido mental desaparece de la cognición.

Pautas y materiales:

  • El ejercicio se hará en silencio y con los ojos vendados. (Necesaria venda o antifaz).
  • Los participantes estarán de pie ocupando un espacio exterior bien amplio.

Desarrollo:

Situaremos al grupo en un espacio exterior muy amplio (la playa, una campa,…).

Con los ojos abiertos se explicará que los participantes deben estar de pie, en fila uno tras otro, con una mano apoyada en el hombro derecho del que se tenga delante y con los ojos vendados.

Una vez formada la fila, el monitor o la monitora les invitará a caminar hacia delante, al ritmo de los números que va citando. Cada número que dice es un paso, que no debe de ser muy largo. Más bien se harán pasitos cortos.

Como todos irán vendados, el monitor o monitora debe estar pendiente de la seguridad de los participantes, evitando que puedan golpearse.

Cuando el monitor o monitora lo considere dirá STOP! Y todos deberán parar, en silencio y aprovechando para observar su mundo interior o permanecer en actitud de espera a la nueva orden.

Otra vez se empezarán a contar números. Se puede dar la pauta de ir hacia la derecha, izquierda, atrás e ir combinando aleatoriamente. Además, se deben hacer secuencias de números de diferente longitud e ir cambiando para que los participantes no automaticen el ejercicio y tengan que mantenerse atentos. Por ejemplo:

– 1,2,3,4, STOP

– 1,2,3,4,,5,6,7,8,9,10,11, STOP

– 1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,……..20,21, STOP

– 1,2,3, STOP

Realizaremos la dinámica durante 20 minutos.

Trascurrido el tiempo estipulado para la dinámica, con los participantes quietos, en silencio y con los ojos vendados, quien acompaña la dinámica puede hacer algunas preguntas breves para testificar la aparición de la «vacuidad» en el mundo interior:

  • ¿Hay contenidos mentales?
  • Describe lo que percibes en tu mundo interior.
  • ¿Está la mente diferente a antes del ejercicio?
  • ¿Es la atención ahora más estable?

Finalmente, el grupo permanecerá unos minutos en silencio y con los ojos cerrados. En el caso de que sean niños, con 5 minutos será suficiente; en adultos se podrá alargar la práctica hasta 30-40 minutos.

Esta entrada tiene 3 comentarios
  1. Ane, una pregunta:
    ¿Este ejercicio también puede practicarse con un solo niño? ¿Y solo uno mismo? Si es que sí, ¿qué carácterísticas distintas debería tener su desarrollo en uno u otro caso?

  2. Kaixo Bego!
    Sí, con una sola niña o niño podría hacerse sin problema. Para un@ mismo yo creo que no, porque una pauta importante del propio juego es que los participantes no saben cuándo les tocará hacer el STOP, y esto genera sorpresa (un mecanismo pedagógico muy apropiado para detener el movimiento mental y que únicamente haya atención).
    Si lo haríamos para uno mismo no existiría este factor.
    Pero podríais practicarlo en familia o con tu peque. Unos ratos dirige una y después la otra. Esto sería muy interesante.
    Inclusive, si indagáis un poco en las cualidades que tiene la mente tras hacer el ejercicio, por ejemplo, que hay menos contenidos mentales (pensamientos), que lo que hay dentro es homogéneo, que no tiene partes, etc. podréis ir haciendo un recopilatorio de los indicadores que luego tu peque podría trasladar en la escuela, o compartir estas cosas tu misma con otros padres y madres y compañeritos de la escuela.

    Eskerrik asko!!
    Besarkada bat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies