Saltear al contenido principal
TIEMPO DE CALIDAD

8:15 a.m.

¡Despierta!

¡Venga, arriba!… Hay que ir al cole y con lo que tardas en desayunar nos pasará lo de todos los días, saldremos corriendo y llegaré tarde al trabajo.

¡Vamos, venga, vamos!

¡Mira! ¡Tu hermana hace rato ha terminado de desayunar y ya se está lavando los dientes y tú aún con la primera galleta en la mano!

¡Listo, ya está bien! No da tiempo a más, coge otra galleta y cómetela de camino a la escuela.

 

Hoy es martes, ¿habéis cogido la ropa de deporte? ¿Y los libros de inglés para la tarde?

Recordad que tenéis el almuerzo para el recreo de la mañana y el bocata de la tarde, para que os lo comáis a la salida de clase, antes de entrar a inglés. Están en el bolsillo pequeño de la mochila de los libros.

Lo del recreo son tortitas con paté de aceitunas y el de la tarde bocata de pavo con queso, ¿vale?

No os confundáis que sino al mediodía no coméis nada en el comedor.

 

8:45 a.m.

¡Vamos! Id solicitando el ascensor mientras cojo las llaves y cierro la puerta y esperadme en el portal mientras saco el coche del garaje.

 

8:55 a.m.

¡Venga, a clase! ¡¡Disfrutad y portaos bien!! ¡Nos vemos después de inglés!

………………………….

6:30 p.m.

¿Qué tal el día? ¿Qué habéis hecho? ¿Habéis comido los bocatas? ¿Tenéis muchos deberes?

Iremos media horita al parque a jugar que enseguida tenemos que ir a casa a hacer los deberes, ducharnos y cenar.

Mientras estéis en el parque recordad tener las mascarillas puestas y mantener las distancia de seguridad, ¿eh? Que ya sabéis cómo está el panorama…

 

7:15 p.m.

¡Venga, ánimo! Poneos a hacer los deberes cuanto antes y así acabáis rápido para cenar pronto, leer un cuento y a dormir.

 

Imagino que leer esto os ha causado el mismo estrés que a mí escribirlo o más. Quizás tenga parte de exageración, pero también parte de realidad.

El otro día me decían unos padres que la comunicación con sus hijos muchas veces variaba entre las órdenes y los interrogatorios y que echaban de menos tener conversaciones más “trascendentales”, conocerse más.

Me pregunto si no nos habremos dejado llevar en exceso por las obligaciones y las exigencias sociales por mantener un statu quo con las implicaciones que esto conlleva.

Deseamos la “felicidad” de nuestros seres queridos, sobre todo, de los niños y las niñas. Proyectamos cómo nos gustaría que fueran cuando sean capaces de asumir las riendas de su vida y para ello intentamos cubrir todas las dimensiones con educación académica, idiomas, artes, educación emocional, deportes y otras áreas de conocimiento que vienen del mundo externo. Queremos que sean autónomos, que jueguen, que sean capaces de resolver conflictos, que conecten con su motivación, sus habilidades, sepan comunicarse “bien”, sonrían y tengan capacidad de relacionarse con el mundo…

Pero nadie se acuerda del tiempo. Del tiempo para conocernos como personas adultas y ser espejos de los y las peques.

A veces, convertimos la vida de los educandos en una extensión de nuestra falta de autoconocimiento, de nuestras frustraciones y de nuestra mirada al mundo.

“El tiempo es oro” dicen y ¡qué cierto es! Sino no nos pagarían por ir a trabajar. Pero vale más la calidad que la cantidad.

Todo el tiempo que dedicamos al consumo y a la productividad se lo quitamos al autoconocimiento y a compartir el mundo interior con nuestros seres queridos.

Estamos en un momento histórico clave para dar la vuelta a aquellos hábitos no constructivos que últimamente han quedado en evidencia. Creo que debemos plantear de nuevo cuáles son las prioridades que realmente nos acercan a conocer a nuestrxs peques y a nosotrxs mismxs y dedicarles un tiempo que, si no es largo, por lo menos sea de calidad.

Foto cabecera:https://pixabay.com/es/photos/reloj-de-arena-tiempo-horas-reloj-620397/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies