Saltear al contenido principal
DON JOSÉ Y LOS TRES COCHES Por Ana Arana

Ana Arana es compañera de estudio del advaîta desde hace años. No solo compartimos seminarios de meditación con Sesha, estudio y trabajo de astrología sino que también de vez en cuando, compartimos encuentros de ocio y buen estar.

De ella admiro su dignidad y osadía. Siempre echada para adelante en los mundos del Saber, el Sentir y el Hacer. No son pocas las veces que he llorado viéndola participar en juegos de atención que implicaban ciertos riesgos, pues es en estos donde ha demostrado su infinita valentía.

Le tengo un cariño inmenso.

Participa también en el curso de Educación y Meditación para niñas y niños y hoy toca compartir el cuento que ha elaborado como tarea.

Como los anteriores cuentos, en este también tratamos de conocer e indagar en las habilidades innatas de los y las oyentes utilizando sus respuestas como orientaciones.

Aquí os dejo el cuento…

DON JOSÉ Y LOS TRES COCHES

Pepito era un niño a quien le encantaban los coches, los trenes y cualquier máquina que se desplazase sobre ruedas.

Entre sus juguetes preferidos se encontraban los trenes, los autobuses, los coches de carreras, los camiones de bomberos y los tractores.

Cuando se hizo un poco más mayor, lo que más le gustaba era jugar con su tío Ernesto, el solterón de la familia, que como no tenía hijos pasaba mucho tiempo jugando con él. Cuando tenía cuatro años Ernesto le compró un tractor a pedales y le empujaba en las cuestas arriba para que Pepito disfrutase de la velocidad en las cuestas abajo.

Unos años más tarde, le regaló un tren eléctrico y un circuito de carreras de coches Scalextric con vehículos de diferentes formatos pero todos de colores brillantes. Cuando su tío volvía de trabajar lo primero que hacía era ir a buscar a Pepito y los dos subían al desván donde tenían montado el Scalextric y allí jugaban y competían en las carreras horas y horas sin darse cuenta de que el tiempo volaba.

Pepito fue creciendo, se marchó a estudiar lejos de casa y Ernesto poco a poco fue envejeciendo echando de menos a su sobrino.

Un día, cuando Pepito ya no era Pepito sino Don José, funcionario del ministerio de transportes, le llegó una carta de su tío Ernesto.

José abrió la carta con sorpresa ya que no solía recibir noticias de su tío y menos por carta y comenzó a leer.

Ernesto, que siempre había sido fiel jugador de los boletos para el sorteo de la ONCE, le comunicaba en la carta que había ganado un premio millonario y que, como él ya era mayor para disfrutarlo, quería hacerle un regalo en recuerdo de los momentos felices que habían pasado juntos.

El regalo consistía en el dinero necesario para comprarse un coche y le daba a elegir entre tres opciones:

Un deportivo BMW 135 i, un jeep Wrangler 4×4 y un coche híbrido Toyota Prius.

El BMW es un coche muy veloz y capaz de acelerar rápidamente. Es para personas a las que les gusta la velocidad, responder rápido ante las situaciones y disfrutar de las emociones. Les gusta actuar y llegar los primeros, sentir la velocidad de la acción. Son personas con una gran potencia, una gran energía capaz de desplegarse en segundos pero también sufren las consecuencias de ese desgaste ya que son poco eficientes en el gasto energético  y tienen que recuperarse. No tienen miedo a nada y deben poseer una gran capacidad de concentración y control de los mandos. Por otro lado, el BMW es un coche de porte atractivo y lujoso, incapaz de pasar desapercibido

El Jeep Wrangler es un vehículo todo terreno con tracción a las cuatro ruedas, capaz de circular por cualquier tipo de camino y carretera. Este coche es para personas que disfrutan de la aventura al aire libre y necesitan la seguridad de poder afrontar y vencer cualquier obstáculo. Es un coche que está diseñado no para personas presurosas sino para aquellos que tienen la confianza de alcanzar  la meta paso a paso y cueste lo que cueste, aunque el tiempo juegue en contra. Estas personas tienen muy en cuenta la economía por lo que eligen un coche que utiliza diésel como combustible y es eficiente energéticamente lo que aporta una ventaja económica para el bolsillo. Este vehículo es para personas a las que no les importa llamar la atención sino que prefieren una máquina fuerte, resistente y que les permita descubrir parajes espectaculares y vivir aventuras insospechadas.

El híbrido Toyota Prius es  un coche polivalente, cómodo y muy práctico, apto para los viajes largos utilizando gasolina y eléctrico durante la semana. Este vehículo es interesante para uso urbano ya que es muy silencioso cuando funciona en modo eléctrico, se aparca fácilmente y puede contar con diferentes posibilidades de equipamiento que le facilitarán la vida al conductor. Es un coche para personas con una inteligencia práctica, metódica, a quienes les gusta dedicar la energía  necesaria y justa  para cada actividad. Por otro lado, este coche reduce las emisiones y permite poder circular y aparcar libremente por el centro de las ciudades, por lo que resulta atractivo para las personas a quienes les importa mitigar el impacto  medioambiental ya que para ellas las relaciones sociales y con el entorno son importantes.

Si tu fueras José ¿qué coche te comprarías? o ¿con qué coches te identificas más?

 

*Imagen cabecera: https://www.pexels.com/es-es/@life-of-pix

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies