Saltear al contenido principal
EL UNIVERSO DEL SENTIR

Cada vez que participo como dinamizadora para un grupo de educadores (madres, padres, profesores, monitoras, etcétera), noto que lo que más inquieta y preocupa en general, es la gestión emocional de sus pequeñajos.

Esto nace de ser conscientes de nuestra torpeza por no haber tenido referencias claras de qué es fluir en el mundo de las emociones y sentimientos. Deseando crear un ambiente mejor que el que tuvimos, intentamos otorgar a nuestros educandos opciones y herramientas para que puedan madurar el tan complejo mundo emocional.

La intención siempre es buena pero, este universo es tan desconocido que no tenemos claro qué y cómo mostrarlo. Desconocemos la naturaleza del sentir. Y como con todo, los adultos debemos inicialmente saber de los mundos que queremos mostrar a los más jovencitos y por supuesto, ser ejemplo de que los tenemos integrados siendo capaces de expresarlos de forma natural.

El mundo emocional realmente es un mundo complicado de conocer porque una de sus cualidades esenciales es que cuesta definirlo. Nuestro lenguaje se ha desarrollado para conceptualizar lo que se percibe desde la dialéctica pero cuando se trata de expresar sentimientos y emociones, ocurre que nos faltan palabras, nos falta léxico.

Quizás el problema sea que nos empeñamos en definir con palabras un universo que no da el permiso para ello. El sentir no está hecho para definirlo, sino para expresarlo.

Hoy en día, en un intento de enseñar a gestionar las emociones, se está haciendo hincapié en tratar de poner etiqueta a todo lo que se siente y además, diferenciar claramente una emoción de otra creyendo que esto nos va a ayudar a expresarla y sobre todo, que el resto nos entienda.

Damos importancia a saber que lo que se siente es enfado y que este es diferente a la ira, que la timidez es diferente a la vergüenza, que la tristeza es diferente a la melancolía, que estar contenta, alegre o feliz no son la misma cosa, etcétera. Y verdaderamente, parece interesante investigar en los diferentes matices y texturas de los sentimientos y de las emociones.

Sin embargo, con esto lo que mayormente hacemos es darle al mundo del sentir una condición que no le es propia: limitar a nombre, forma y propietario/a una experiencia que está hecha para expandirse, compartir y dejarla marchar.

Las experiencias que están asociadas al sentir son como el aroma que emanan las rosas en las épocas de sol. Se percibe mientras se pasa cerca de él, se experimenta pero no se puede tocar, agarrar, darle forma, guardar y tampoco retenerlo.

Los sentimientos y las emociones (incluso las sensaciones) tienen una inteligencia propia que cuando madura, deriva en la Intuición (tema desarrollado anteriormente en otro post).

Quisiera también hacer una distinción entre sensaciones, emociones, y sentimientos.

  • Sensaciones: son aquellos impactos que percibimos a través de los sentidos físicos.

  • Emociones: son impactos interiores momentáneos y fugaces.

  • Sentimientos: son impactos interiores más estables que las emociones y que casi llegan a poder definirse.

De estos tres, la forma de percepción más madura es la de los sentimientos porque se mantienen más en el tiempo, son más continuas que el resto. Es decir, debido a su continuidad, nos permiten conocer su naturaleza, experimentarlos y finalmente, comprender.

En definitiva, lo que se busca siempre es la continuidad de la experiencia asociada a una atención eficiente que desemboque en una comprensión, en una Intuición, o sea, en un acto libre de protagonista, en un instante de libertad absoluto.

Además, el mundo sensible, al contrario que la reflexión, está hecho para comunicar, compartir y ser expresado. Un universo emocional contenido y guardado intoxica a aquella persona que lo posee, llevándole incluso a enfermar tanto física, como psicológicamente.

Pero para un correcto desarrollo de todo esto, es obligatorio conocer qué cosas permiten que el universo emocional se desarrolle correctamente:

  • CONFIANZA: esta es la cualidad más importante y la que sostiene todas las demás. Sin confianza no hay apertura de corazón, no hay entrega.

        En los primeros años (desde el nacimiento y hasta los 7 sobre todo), esto se forja a                  través del tacto y la dulzura en palabras. A parte, otorgando una seguridad en el hogar            cubriendo las necesidades físicas y materiales esenciales y crando un ambiente de                    calidez y acogimiento.

        Es momento de ser veraces, sincer@s y coherentes. Jamás, de ninguna manera se debe            hacer algo que pueda hacer generar sensación de traición en l@s más pequeñ@s.

       En estas épocas y hasta los 5-7 años, es muy recomendable desarrollar y fomentar la               psicomotricidad.

  • ARTES: El mundo artístico, por su capacidad de expresar lo inexpresable dialécticamente y por su naturaleza subjetiva, variopinta e infinita, es una herramienta cercana al mundo sensible. Ayuda a dar forma a algo que no la tiene sin tener que etiquetar o conceptualizarla necesariamente.

  • NATURALEZA: el animismo, la BELLEZA e INTELIGENCIA que la naturaleza posee, puede arrobar sobremanera a la persona sensible y llevarla, a través de la habilidad de la CONTEMPLACIÓN, a ser el ánima, a ser el mismo alma de todo lo que tiene vida.

  • RISA Y LLANTO: Son formas de sacar a fuera los sentimientos de alegría, dolor, vacío de existencia, bienaventuranza, etcétera.

        Son expresiones naturales que jamás deben inhibirse (tanto a un@ misma como a otr@s).

  • POESÍA: Dentro del lenguaje oral y escrito, la poesía siempre ha sido una herramienta para explicar y hacer entender los sentimientos y sensaciones más exquisitos, íntimos y complejos.

         La lírica, el silencio que se esconde tras las rimas, adjetivos y metáforas, permiten crear un lenguaje que explica los sentimientos más extremos que se pueden vivenciar. Por ejemplo, l@s místic@s en un intento de narrar sus experiencias de integración con Lo Absoluto, han de recurrir a la poesía.

  • PARALENGUAJES: una sonrisa, un abrazo, un guiño, una mirada dulce, etcétera, otorgan confianza a las personas que las reciben y también una forma natural de comunicar.

        Así como los gestos suaves y amables construyen y acogen, aquellos que son duros y                  rígidos pueden destruir el alma de l@s sensibles.

  • NATURALIDAD Y ESPONTANEIDAD: Nunca se debe coartar la naturalidad y espontaneidad de un/una niñ@. Para fomentar esto, la IMPROVISACIÓN es una herramienta muy interesante que se puede practicar con ejercicios de oratoria, teatro, danza, expresión corporal, música,….

  • LENGUAJES ABIERTOS: El mundo emocional es muy cercano a todas aquellas ciencias y mancias que se pueden interpretar desde la intuición. Jugar a abrir la mente a través del lenguaje y al revés, a ver las infinitas simetrías e informaciones que contiene un símbolo es una tarea interesante para practicar con niñ@s.

No olvidemos: La SENSIBILIDAD es una HABILIDAD que provee de una FORTALEZA INTERIOR INIGUALABLE a las personas que la poseen.

No queramos interpretar ese mundo con la dialéctica, ni queramos sustituirlo por otro presuntamente más inteligente, pues los sentimientos ya tienen su propia inteligencia y teñirlos de otra cosa, nos llevará a perder la oportunidad de navegar por el abundante océano del sentir.

En homenaje a ciertas personas sensibles que tengo cerca, quiero compartir aquí algunos poemas de Jesús Vidal. Compañero en los caminos del saber y autoconocimiento. Pertenece a AMAVI, asociación que impulsa este blog y que tiene un vivo compromiso con el conocimiento del Advaïta y el crecimiento del ser humano. Aquí os dejo un par y seguiré compartiendo más y más.

QUERIENDO FLUIR SIN FORMAS

Estoy desterrado en un mar de arena revuelta

buscando ver entre los granos

como hacer que mis sentidos desaparezcan

para que lo que existe deje paso en vano.

Trataré de leer a través del viento

cuando éste despeje el campo

y me permita ver cómo flota la letra

inerte y sin sentido sino llega la forma.

BÚSQUEDA

Cohabito en algo que no es mio

simplemente es una nave inerte

que vaga en el universo en busca de algo consistente

sin haber sentido porque escalera ascender

decidí abrir paso a aquello que atiende.

Sin expectación ni esperar

sin saber ni querer

fui llegando a una orilla de no saber

fue cosiéndose un tapiz de estar por estar.

Queriendo, no llegué a puerto

pensando que era buen marinero

me estrellé queriendo en las barreras del ego,

algo inevitable si conoces lo vacío que está el no-presente

y lo lleno que aparece el vacío cuando tu y yo no estamos.

Agradeceré al tiempo inexistente

que el atender sea hijo de mis tres tiempos

un pasado que no vuelve

un presente atento a lo que no entiende

y un futuro que aparece en noches poco claras y me arrastra a ti.

He de decir también que el dibujo de cabecera, así como los del blog, son de mi fiel y sensible amigo Igor Arzuaga, músico, pintor,…. artistazo indescriptible e inigualable al cual adoro.

Esta entrada tiene 6 comentarios
  1. Es un artículo brillante, Ane, estoy en sintonía con todo lo que expones. Tristemente aún tenemos un sistema educativo muy deficiente sobre todo en mostrar la gestión correcta de emociones y sentimientos a nuestr@s niñ@s y no sólo el sistema educativo sino nosotros mismos cómo madres y padres, la mayoría nos perdemos en esos territorios. Y efectivamente los sentimientos y emociones han de compartirse, expresarse, de nada sirve entenderlos a nivel intelectual ya que esa no es su energía.
    Mi experiencia como madre me ayudó a que se desplegaran las alas de la intuición y de alguna manera sabía que las cosas se podían hacer de otra manera, no repitiendo patrones una y otra vez. Y ahora, que son adultos, siento una enorme satisfacción al observar en las personas que se han convertido.
    Ahora a las puertas de ser abuela por primera vez, la vida me ofrtece una nueva oportunidad para, a través de todo el bagaje aprendido y comprendido seguir creciendo junto a mi nieto.
    Gracias

    1. Muchísimas gracias Chary, solete!!!!
      Pues me alegro de que te guste, coincidas y sobre todo, de tu sensación de satisfacción viendo a tus hij@s. No a todo el mundo le ocurre.
      Ciertamente ahora tienes una nueva y maravillosa oportunidad. Ser abuela es otro tipo de vínculo que abrirá nuevas puertas en tu corazón y podrás aprender muchísimas cosas con tu nieto y ante todo, de tu mundo interior.
      Así que a disfrutar y a vivirlo atentamente.
      Un besazo, cieletee!!

    1. Gracias Silvia!!!!
      La verdad que como el universo emocional es indefinido, cuesta bastante acercarse a través del lenguaje escrito u oral a explicar ciertos matices. Pero satisfecha!! jejej
      Hay juegos que se pueden hacer para fomentar la intuición con, por ejemplo, el péndulo. Se pueden poner dos cartas de poker (rojo y negro) y jugar a divinar con el péndulo el color. O esconder objetos por la casa y buscarlos.
      Por otro lado, los lenguajes abiertos pueden ser el Tarot, la astrología y teniendo una pequeña información del sol, luna mercurio etcétera, se pueden hacer juegos buscando esas informaciones por la calle, árboles…. Por ejemplo, ¿Dónde está marte en las nubes? ¿Qué planetas serían una cueva?
      Pero ya profundizaré más adelante en ello Silvia, porque esto requiere de entenderlo muy bien!
      Abrazoteee!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies