Saltear al contenido principal
DEDOS-NÚMEROS-COLORES

DEDOS-NÚMEROS-COLORES

Edad: a partir de 7 años.

Número de participantes: Indistinto.

Objetivos:

  • Desarrollar la Atención Eficiente a través del sentido del oído y del tacto.

  • Reconocer la «concentración externa» y la «vacuidad interior».

  • Reconocer que en la «concentración externa» el protagonista desaparece de la cognición.

  • Reconocer que en la «vacuidad interior» todo contenido mental desaparece de la cognición.

Pautas y materiales:

  • El ejercicio se hará en silencio y con los ojos vendados. (Necesaria venda o antifaz).

  • Los participantes estarán sentados o de pie ocupando un espacio interior o exterior

Desarrollo:

El juego se desarrollará desde lo más sencillo y después se irán introduciendo más elementos que dificultarán la dinámica.

Cada mano tendrá un color, por ejemplo, mano derecha rojo y mano izquierda azul.

Los participantes tendrán las manos apoyadas en las piernas. El dinamizador o dinamizadora nombrará un color y una parte del cuerpo o una acción. Los participantes entonces, deberán tocar esa parte del cuerpo o realizar la acción solicitada con la mano correspondiente al color nombrado. Por ejemplo:

Rojo ojo derecho: Los participantes deberán tocar su ojo derecho con la mano derecha.

*Variación de mayor dificultad:

A cada dedo de la mano se le asigna un número. Por ejemplo:

1. Pulgar

2. Índice

3.Corazón

4.Anular

5.Meñique

Se nombra un número, un color y una zona del cuerpo… que deben señalarse correctamente con el dedo que corresponda, por ejemplo, se dice:

1 rojo nariz. (Los participantes deberán tocar su nariz con el pulgar de la mano derecha).

3 azul oreja. (Los participantes deberán tocarse la oreja con el dedo corazón de su mano izquierda).

5 rojo boca

.

* Variación: si el dinamizador dice lila, número y una parte del cuerpo, los participantes deberán tocar esa parte con los dos dedos que correspondan a ese número.

Haremos la dinámica durante 10 minutos.

Tras esto, quien acompaña el ejercicio puede hacer algunas preguntas breves para testificar la aparición de la «vacuidad» en el mundo interior:

  • ¿Hay contenidos mentales?

  • Describe lo que percibes en tu mundo interior.

  • ¿Está la mente diferente a antes del ejercicio?

  • ¿Es la atención ahora más estable?

Finalmente, el grupo permanecerá unos minutos en silencio y con los ojos cerrados. En el caso de que sean niños, con 5 minutos será suficiente; en adultos se podrá alargar la práctica hasta 30-40 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies