Saltear al contenido principal
POR EL DÍA DE LA AMATXU….

Cuando ciertas celebraciones se confunden con una parte que alimenta el sistema consumista -capitalista este en el que habitamos y empiezo a ver felicitaciones y regalitos por doquier, suele entrarme cierta inquietud por investigar si los orígenes están más allá de lo que aparentemente experimentamos.

Me ocurre con las Navidades, los Carnavales y también, en un día como el de hoy, llamado el Día de la Madre.

Se celebra en casi todos los lugares y culturas del mundo, cada cual en el día y la forma elegida.

Tras revisar diversas fuentes de información, me he decantado por aquella que más me ha seducido, no solo por la antigüedad del origen, sino porque adoro Grecia y su mitología y desde que pasé allí unas vacaciones excepcionales con mi amiga Esti……¡Mucho más!

En la Antigua Grecia ya se festejaba el Día de la Madre rindiendo culto a Rea ( Reē, flujo menstrual o del líquido amniótico o facilidad en el parto). La etimología no es poca cosa…. ¿No os parece?

Ni tampoco es poca cosa que la simbología asociada a Rea sea la Luna, la cual en astrología hace referencia a cualidades como la protección, el cuidado, los ciclos, la nutrición, las mamas, los líquidos, la leche, el color blanco y suma y sigue… ¡Esta gente era la repanocha!

Rea fue hija de Urano y Gea, los creadores del Universo. Fue también esposa y hermana de Cronos, con quien tuvo a las Diosas Démeter, Hera y Hestia y a los Dioses Hades, Poseidón y Zeus. Ya sabéis que entender esta mitología y civilización es un auténtico lío, la esposa es la hermana, el hijo es padre a la vez, ufff……menos mal que no entramos a valorar la endogamia y las relaciones incestuosas.

Tan pronto como nacieron los hijos, Cronos se los tragó para evitar que le destronaran, pues ya su madre Gea le había chotado que ocurriría..

El tío de las narices se comió a todos excepto a Zeus, pues Rea se escapó a la isla de Creta a dar a luz y proteger a su primogénito, a quien escondió en una cueva del monte Ida.

Luego Zeus fue cridado por su abuela Gea, unas ninfas, una cabra, etcétera hasta la edad adulta donde ya el tío se enfrentó a su padre y demás parafernalias que podéis investigar por ahí….

Total, que solo quería asegurarme de que esta fiesta no es un invento de los grandes comercios y solo quiero decir que admiro a todas aquellas mujeres (madres o no) que son capaces de crear vida, protegerla y sacarla adelante haciéndolo lo mejor que saben y pueden.

¡Porque la vida vale más que su ausencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies